Nuestro Colegio

Nuestro Sello

Promover y desarrollar la EXCELENCIA entre nuestros estudiantes, utilizando y fortaleciendo los talentos recibidos de Dios, es el gran objetivo de nuestra labor diaria.

La finalidad de nuestro quehacer educativo no es simplemente transmitir información o preparar a los jóvenes para alcanzar con éxito alguna profesión; aunque estos logros sean sin duda importantes en sí mismos y útiles. Nuestro objetivo apunta al crecimiento global de la persona, que ejerce una acción inspirada por el espíritu. Este objetivo requiere de  una total y profunda concepción del proceso educativo; requiere un Proyecto de Formación que involucre un esfuerzo permanente de superación para el desarrollo de las propias potencialidades y que integre lo intelectual con lo moral en un modelo de alumno cuyo ideal es el Cristo del Evangelio.

Perfil del Alumno Altazorino

El objetivo que perseguimos en Altazor, podrá cumplirse en la medida que los alumnos hagan suyo nuestro lema, Perseverare est Vincere, el que implica no solo el esfuerzo por alcanzar las metas propuestas, sino también hacer de su vida una constante lucha por alcanzar grandes ideales.

Hemos de entregar a la sociedad jóvenes responsables y disciplinados, de intelecto enriquecido, emprendedores, que no se rindan con facilidad, que reconozcan la importancia del trabajo y el esfuerzo en el logro de resultados y de la EXCELENCIA que ha de destacar su proceder. La responsabilidad social y el espíritu de servicio han de dar cuenta, además, de un actuar iluminado por la presencia de Cristo.